ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Dnde estn los Elas?


Estudiando y re-estudiando Elas no deja de sorprenderme la forma en que aparece en la historia Bblica. Llega sin previo aviso, sin historial familiar ni de milagros, simplemente aparece dndole un aviso al rey ms perverso de la historia Bblica, Acab.
1 Reyes 17:1 Entonces Elas tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehov Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habr lluvia ni roco en estos aos, sino por mi palabra.

Y as como se presenta de sbito en la vida del rey as mismo desaparece, recibe instruccin de Dios de irse
1 Reyes 17: 2-5 Y vino a l palabra de Jehov, diciendo: Aprtate de aqu, y vulvete al oriente, y escndete en el arroyo de Querit, que est frente al Jordn. Bebers del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den all de comer. Y l fue e hizo conforme a la palabra de Jehov; pues se fue y vivi junto al arroyo de Querit, que est frente al Jordn.

De varias cosas nos podemos percatar muy, pero muy claramente:
1.- La relacin tan fuerte de Elas con Dios.
2.- Su fe que le da el valor y obediencia.

Acab es el rey # 7 y 58 aos despus de la muerte del sabio Rey Salomn, y por ya muy largo tiempo las cosas estn bastante mal en el pueblo de Dios, rey tras rey comenzando desde el hijo de Salomn pero Acab se a ganando el 1er. Lugar.

1 Reyes 16:30-31 Y rein Acab hijo de Omri sobre Israel en Samaria veintids aos. Y Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehov, ms que todos los que reinaron antes de l. Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tom por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvi a Baal, y lo ador.

Con este marco de circunstancias nos damos una idea de la calidad de hombre de Elas. Se presenta abruptamente para dar un mensaje poco alentador de parte del nico Dios verdadero, a un rey perverso en extremo e idolatra terrible, en uno de los tiempos ms obscuros del pueblo Judo, un pueblo pagano e idolatra, que definitivamente no estaba en los caminos de Dios.

Podramos decir humanamente hablando que Elas llevo gran riesgo al presentarse de esta forma, pero este profeta estaba consciente de quien iba con l, Dios mismo.

Elas aparece en la historia Bblica y llego para quedarse, ya que hasta la fecha en el mundo Judo es alguien que se sigue tomando en cuanta y que adems que siempre hay u lugar para l en los eventos ms relevante, como lo son la pascua o la presentacin del hijo varn.

En la Biblia, en el nuevo testamento, es uno de los profetas ms mencionados, Mateo 17:3 lo menciona en la trasfiguracin, Mateo 27:46-47 lo menciona en la crucifixin de Jesucristo.

Su aparicin repentina de la oscuridad ms completa, sus intervenciones dramticas en la historia nacional de Israel, sus milagros, su perseverancia, valor y fe; su partida de la tierra en un carro de fuego, nos cautivan el pensamiento e imaginacin.

Y me hace valorar mi valor, mi obediencia y definitivamente mi fe!!!
Dios le dice ve y di y fue y dijo
Le dice vete y escndete y se fue y se escondi,
Y lo ms formidable de esto y muy poco visto en las escrituras es que en un solo capitulo se registran 3 grandes milagros de Dios usando a Elas.
Dejo de llover 17:1b
La harina y aceite no escasean con la viuda de Sarepta 17:14,16
Resucita al hijo de la viuda 17:18,21-23
Y de buenas a primeras Elas regresa al panorama del rey Acab 3 aos despus.

1 Reyes 18:1-2 Pasados muchos das, vino palabra de Jehov a Elas en el tercer ao, diciendo: Ve, mustrate a Acab, y yo har llover sobre la faz de la tierra. Fue, pues, Elas a mostrarse a Acab. Y el hambre era grave en Samaria.

Y finalmente la lluvia regresa 18:45-46 Y aconteci, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia. Y subiendo Acab, vino a Jezreel. Y la mano de Jehov estuvo sobre Elas, el cual ci sus lomos, y corri delante de Acab hasta llegar a Jezreel.

Y si siguen leyendo hasta 2 Reyes 2 sabrn el resto de la historia de este gran profeta de Dios y la forma tan espectacular en que es llevado al cielo (2 Reyes 2:11).

Digamos que esta predicacin es el prembulo a un estudio Bblico que se comenzara dentro de un tiempo.

Ahora bien, quiero traer esta enseanza a nuestros das, a nuestras propias vidas el da de hoy.

Cmo afronta los retos?

Cundo se le est presentando un problema, Dnde queda su fortaleza y Fe?,

El profeta a sido enviado a Querit, sera provisto por Dios en alimento y se sed sera saciada con el agua del arroyo, pero sorpresa! Se ha secado, recuerde que haba una gran sequa que el mismo Elas haba notificado al rey Acab que sucedera.

No leemos en ningn momento queja ni preocupacin de Y AHORA QUE VOY HACER?, vuelve a ser obediente y se mueve una vez ms conforme a la palabra de Dios.

Cmo hace usted, se queja y se lamenta de usted mismo? O sigue para adelante. Pareciera muchas veces que es ms sencillo darse por vencido, movernos por nuestra propia iniciativa sin direccin alguna de Dios.

Dejen que les lea algo que ha llegado a mis manos.

La hija se quejaba con su padre acerca de su vida y cmo las cosas le resultaban tan difciles. No saba cmo hacer para seguir adelante y crea que se dara por vencida. Estaba cansada de luchar. Pareca que cuando solucionaba un problema, apareca otro.

Su padre, un chef de cocina, la llev a su lugar de trabajo.

All llen tres ollas con agua y las coloc sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una coloc zanahorias, en otra coloc huevos y en la ltima coloc granos de caf. Las dej hervir sin decir palabra.

La hija esper impacientemente, preguntndose qu estara haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apag el fuego., sac las zanahorias y las coloc en un tazn, sac los huevos y los coloc en otro plato. Finalmente, col el caf y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija le dijo: hija, qu ves?
Zanahorias, huevos y caf ----- fue su respuesta.
La hizo acercarse y le pidi que tocara las zanahorias. ella lo hizo y not que estaban blandas.

Luego le pidi que tomara un huevo y lo rompiera, luego de sacarle la cscara, observ el huevo duro. Luego le pidi que probara el caf ella sonri mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija pregunt: Qu significa esto, padre? El le explic que los tres elementos haban enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero haban reaccionado en forma diferente.
La zanahoria lleg al agua fuerte, dura; pero despus de pasar por el agua hirviendo se haba vuelto dbil, fcil de deshacer.
El huevo haba llegado al agua frgil, su cscara fina protega su interior lquido; pero despus de estar en agua hirviendo, su interior se haba endurecido.
Los granos de caf sin embargo eran nicos; despus de estar en agua hirviendo, haban cambiado al agua.

Y entonces le pregunto a su hija Cual eres t?
Cuando la adversidad llama a tu puerta, cmo respondes? Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves dbil y pierdes tu fortaleza?

Eres un huevo, que comienza con un corazn maleable? Poseas un espritu fluido, pero despus de una muerte, una separacin, o un despido te has vuelto duro y rgido? Por fuera te ves igual, pero eres amargado y spero, con un espritu y un corazn endurecido?

O eres como un grano de caf? El caf cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullicin el caf alcanza su mejor sabor. Si eres como el grano de caf, cuando las cosas se ponen peor t reaccionas mejor y haces que las cosas a tu alrededor mejoren y las aprecias.

Como es usted, provoca que las circunstancias de su alrededor cambien de manera positiva?
Es usted un Elas, donde su entrega y bsqueda de Dios, valor, fe obediencia y perseverancia dan reflejo a todo a su alrededor, da usted ejemplo y testimonio?

Yo creo que a todos hemos estado en un Querit donde se nos ha secado el rio ms de una vez, pero tambin s que Dios a provisto un Sarepta para seguir con su provisin, mi pregunta es USTED A CAMINADO HASTA SAREPTA? O a preferido quedarse junto al arroyo seco a lamentarse.

Y terminamos leyendo
Salmo 3
Oh Jehov, cunto se han multiplicado mis adversarios!
Muchos son los que se levantan contra m.
Muchos son los que dicen de m:
No hay para l salvacin en Dios. Selah
Mas t, Jehov, eres escudo alrededor de m;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Con mi voz clam a Jehov,
Y l me respondi desde su monte santo. Selah
Yo me acost y dorm,
Y despert, porque Jehov me sustentaba.
No temer a diez millares de gente,
Que pusieren sitio contra m.
Levntate, Jehov; slvame, Dios mo;
Porque t heriste a todos mis enemigos en la mejilla;
Los dientes de los perversos quebrantaste.
La salvacin es de Jehov;
Sobre tu pueblo sea tu bendicin. Selah

Nosotros somos ese pueblo!!!!! A nuestro Dios sea la gloria, la honra y todo poder.

AMEN



Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

07/21/2013




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio