ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Qu hay en mis manos?


Este ao que acaba de terminar ha estado lleno de altas y bajas, de aventuras y sorpresas, pero tambin de cosas muy agradables.

Y haciendo un recuento de esto hace unos das, sobretodo de las partes desagradables, le preguntaba a Dios:

Porqu tiene uno que pasarla mal?

Porqu estos cambios fsicos que nos alteran tanto?

Porqu tenemos que estar en constante estrs?,

Y segu con mis porqus por un ratito ms.

Y hubo un momento que pens que mis malos momentos no eran comparables (ya que al parecer como que se me juntaron) con los de muchos otros.

Y por un momento perd de vista que hay personas con problemas, preocupaciones y mas mucho ms grandes o difciles que las mas y que a pesar de ellos se esfuerzan por salir adelante.

Que verdaderamente es toda una aventura cada da para ellos.

Y record a mi pap, como sus ltimas 2 semanas de vida, verdaderamente era una travesa cada da, una victoria.

Y si observamos detenidamente a nuestro alrededor nos da la oportunidad de ver que tan protegidos somos por nuestro Padre, donde no falta a nuestra mesa nada, que en nuestro vestir es completo y no a medias, que tenemos no solamente a nuestra familia en la sangre, sino una gran familia en Cristo.

Repasando un poco los ms de 350 das trascurridos, mi hijos y yo hemos pasado algunas pruebas o batallas tristes, estresantes de enojo e indignacin y una que otra con sorpresas, pero tambin hemos pasado algunas aventuras que por cierto hemos disfrutado muchsimo.

Y de algo si estoy bien segura, en cada una de las cosas que vivimos hemos podido ver la presencia, bendicin y cuidado de Dios entre nosotros.

Y se nos acabo un ao ms, con sus respectivos logros y fracasos, y quiz con otros tantos planes que quedaron inconclusos o que tal vez no nos dio el tiempo de realizarlos.

Y estamos comenzando un ao ms, un ao que va a venir de acuerdo a como nosotros lo veamos, puede ser un ao que promete mucho en nuestras vidas, donde hay mucho que hacer, y no solamente en nuestras vidas personales, sino como IGLESIA que somos, como parte del Cuerpo de Cristo al que pertenecemos.

Pero NO porque tengamos un ao por delante vamos a olvidar lo que hemos vivido, lo que Dios ha depositado en nuestras manos, son enseanzas y experiencias que nos servirn para cada da que tenemos en el futuro.

Hemos sido MAS que bendecidos por Dios, y no porque nos lo merezcamos, ms bien por su gran amor y misericordia.

Y entonces me pregunto QUE TENGO YO?, Que soy para merecerme tanto AMOR, CUIDADO, PROVICION, MISERICORDIA Y TAN GRAN PACIENCIA?

Cuando leemos Salmo 8:3-6 cuando veo tus cielos obras de tus dedos, la luna y las estrellas que tu formaste. Digo Qu es el hombre, para que le tengas de l memoria, y el hijo del hombre para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ngeles. Y lo coronaste de gloria y honra. Le hiciste seorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies.

Una manera de darle gloria a nuestro Dios es reconociendo la grandeza de sus creaciones y el que nos observemos con detenimiento y asimilemos que NOSOSTROS somos una de esas maravillosas creaciones alabamos a Dios.

Y mi pregunta Qu tengo yo? queda contestada.

Nada mas y nada menos que ser coheredero con su hijo, nuestro Seor Cristo Jess.

Pero a eso le anexo, la constante enseanza que he recibido durante tantos aos, las muchas oportunidades que me ha dado cada vez que HE SIDO DEBIL, y que con cuidado ha curado mis heridas tantas veces.

He tenido la oportunidad de estar en varios lugares que en verdad le cortan a uno el aliento al encontrarse con las cosas naturales que Dios pone para nosotros.

Tuvimos la oportunidad de estar nuevamente en Patricks Point California, y puedo decirles que tener la vista del un gran mar enfrente impone, ver un atardecer en ese lugar es verdaderamente increble. Hay que manejar como 10 horas pero vale la pena.

Y para llegar a ese lugar desde aqu hay que pasar por el bosque de las Sequoias gigantes, es el bosque de Redwood, abarca parte sur de Oregn y parte Norte de California pegado al Pacifico y djenme decirles que son los rboles mas increbles, por algo son los rboles ms grandes del mundo, vea un documental de estos y el ms grande localizado hasta hoy mide 450 pies (137 metros).

Y cosas por el estilo he tenido la gran oportunidad de conocer y ante tanto poder y esplendor me pregunto:

REALMENTE SEREMOS PEQUEOS? Pero pequeos definitivamente no lo somos, tenemos la promesa de reinado y sacerdocio juntamente con Cristo 1 Pedro 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nacin santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciis las virtudes de aquel que os llam de las tinieblas a su luz admirable

Y vuelvo a sorprenderme Cmo es que Dios se interesa en nosotros, como es que nos tiene tanto amor y paciencia? Cuando somos rebeldes, necios, infieles, egostas; y no estoy hablando de la gente de afuera, sino de los mismos cristianos.

* Y digo rebeldes y necios, porque no siempre nos gusta sujetarnos a las autoridades dentro de la iglesia, porque pensamos como me va a venir a ensear! Las cosas las voy a hacer a mi modo por que es la mejor manera (eso creemos).

* Infieles por que nos gusta mucho coquetear con lo que el mundo ofrece y a veces parece que caminamos con un pie dentro del evangelio pero no quitamos el pie del mundo, vengo a la iglesia y me comporto de una manera, pero cuando estoy en mi trabajo o con los amigos soy de otra manera.

* y SEREMOS EGOSTAS??, PERO PORSUPESTO QUE SI! porque son muchas las ocasiones en que solo pensamos en nosotros y no en los dems, porque no nos est conmoviendo las necesidad y problemas de otras personas, porque creemos que con lo nuestro es ms que suficiente.

Y les dije hace un momento que me sorprendo, SI por que a pesar de todo esto Dios nos sigue amando, esperando que cambiemos.

Y ahora cambio la pregunta Qu puedo hacer yo?

Ya que al tener un llamado para el evangelio, que no estamos aqu por casualidades del destino.

* Que no hemos estado aprendiendo tantas cosas para que se queden solamente en nuestra mente.

* Que se nos ha permitido pasas por una y mil experiencias NO nada ms porque si.

Hay que invertir lo que ya se nos dio y que ha sido por gracia.

Y ahora cambio mi pregunta Qu tengo y qu puedo hacerlo que Dios ha puesto en mi?

Leamos 2 Reyes 4:1-7 Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clam a Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y t sabes que tu siervo era temeroso de Jehov; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos mos por siervos.
Y Eliseo le dijo: Qu te har yo? Declrame qu tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite. El le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacas, no pocas. Entra luego, y encirrate t y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una est llena, ponla aparte. Y se fue la mujer, y cerr la puerta encerrndose ella y sus hijos; y ellos le traan las vasijas, y ella echaba del aceite. Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Treme an otras vasijas. Y l dijo: No hay ms vasijas. Entonces ces el aceite. Vino ella luego, y lo cont al varn de Dios, el cual dijo: Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y t y tus hijos vivid de lo que quede.

Que interesantes expresiones: QUE TE HARE YO, , NINGUNA COSA TIENE, , NO POCAS.

Esta mujer se vea completamente sin nada, y nos damos cuenta que definitivamente lo que vemos nosotros no tiene nada que ver con lo que Dios ve y tiene para sus hijos.

Y le sucede algo similar al maestro de Eliseo, a Elas 1 Reyes 17:10-14 Entonces l se levant y se fue a Sarepta. Y cuando lleg a la puerta de la ciudad, he aqu una mujer viuda que estaba all recogiendo lea; y l la llam, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. Y yendo ella para trarsela, l la volvi a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas tambin un bocado de pan en tu mano. Y ella respondi: Vive Jehov tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recoga dos leos, para entrar y prepararlo para m y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir.

Elas le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a m primero de ello una pequea torta cocida debajo de la ceniza, y tremela; y despus hars para ti y para tu hijo. Porque Jehov Dios de Israel ha dicho as: La harina de la tinaja no escasear, ni el aceite de la vasija disminuir, hasta el da en que Jehov haga llover sobre la faz de la tierra.

Y esto nos ensea dos cosas, primeramente, la seguridad de quienes eran estos dos siervos de Dios, Elas y Eliseo, saban lo que tenan, lo que haba en ellos y lo que eran para Dios.

Y por otro lado, tambin vemos las auto limitaciones que nos ponemos, y que no nos permite ver lo que hay a nuestro alcance, lo que DIOS ya a puesto en nosotros.

Y entonces digo; QUE LO QUE TENGO YO Es al favor de Dios, es el amor de Dios, es el ser creacin e hijo de Dios!!!!! Y entiendo que las bendiciones que hay en nuestras vidas son porque a EL le a placido drnoslas.

Vea que es lo que usted tiene, pero vea con cuidado, apreciando cada una de ellas y le garantizo que se llevara una gran sorpresa al darse cuenta que sus manos, su vida entera est llena de las bendiciones de nuestro Seor y Dios.


AMEN



Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

01/05/2014




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio