ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



En soledad


Le la historia de una mujer de 55 aos que se arrojo al vaco de su apartamento ubicado en el piso 14.

La historia relata que antes de su muerte vio a un hombre lavando las ventanas en un edificio cercano, lo saludo y le sonri y a su vez el hombre le saludo de vuelta y sonri y despus ella se lanzo por la ventana.

Haba dejado una nota sobre su escritorio No puedo soportar ms mi soledad, mi telfono nunca suena, no recibo cartas, no tengo amigos, no hay quien se preocupe o interese por mi.

Una vecina suya que viva en el mismo piso dijo a los periodistas que cubran la nota Ojala yo hubiera sabido que ella se senta tan sola, nunca dio seales de estarlo siempre fue muy amable. Yo me siento de la misma manera.

Cuando le esto me impacto un poco, estamos verdaderamente rodeados de personas que se sienten solas, que estn desanimadas y que definitivamente no tienen ningn aliciente por vivir, algunos viven como en automtico y otros definitivamente no pueden resistir ms las soledad.

La tecnologa que tenemos hoy tiene mucha culpa de esto, es demasiada gente que est teniendo contacto con el mundo solo a travs de la computadora, de los textos, y todo lo que pueda ser utilizable de esa manera.

Y se est dejando en segundo trmino el rose social sano, sin malicia y eso ocasiona que la gente se recluya ms y ms en sus casa, en su trabajos o hasta en sus estudios por que les cuesta trabajo socializar con los dems.

Por otra parte con las relaciones express que se vive ahora, es tan fcil que el mismo da que se conozcan terminen el relacin mas estrecha (por llamarlo de alguna manera) y no se vuelven a ver en su vida.

Pero eso no es solo privilegio de la gente que no conoce a Cristo, ni de los que pasamos por algn divorcio, ni de los que tenemos necesidad econmica, jvenes o ancianos, ni tampoco de la mujer u hombre que le toca hacer el papel de ama de casa y cuidar a los nios, desafortunadamente en nuestra familia CRISTIANA tambin tenemos a mucha gente que se siente sola.

Tristemente habemos muchos de nosotros que no nos interesamos suficiente por los dems o bien solo nos interesamos por nuestro grupito, con los que siempre platico, con los que siempre me reno.

En las ltimas semanas hemos hablado un poco del profeta Elas y si ustedes siguieron la historia y se dieron a la tarea de leer en sus casas, pudieron darse cuenta que fue un hombre solitario y que para poder ser ese Atalaya de Dios debi de haber invertido gran parte de su tiempo en comunicacin con l.

Recordemos que de buenas a primeras aparece en la historia de la Biblia presentndose ante el Rey Acab dndole un aviso de sequa, fue tan valiente como para ejecutar a los profetas de la reina Jezabel esposa de Acab, tambin resucito al hijo de la viuda en su peticin a Dios.

Sin embargo hubo un momento en que este gran profeta se sinti solo y atemorizado, al grado de querer morir 1 Reyes 19:4 Y l se fue por el desierto un da de camino, y vino y se sent debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehov, qutame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.

Y en esto podemos ver que el profeta se equivoco en algunas partes, primero su confianza la desvi de Dios, y tan es as que vio a Jezabel ms fuerte que a Dios mismo, vemos que no le consulto ANTES de salir corriendo sino que actu por sus propias fuerzas y entendimiento.

Qu paso? Que entro el desaliento, es ms en depresin.

Ese es uno de los riesgos que podemos correr cualquiera de nosotros cuando dejamos que las circunstancias nos ganen y nos aislemos.

Y le pregunto Cuntas veces se ha sentido desalentado y solo? Y una ms, cuando se ha sentido as ha recurrido a alguien para compartirle su estado de nimo, ha pedido ayuda con sinceridad expresando lo que est pasando? O simplemente siempre se muestra amable y sonriente dando a entender que todo est bien.

Y regreso con Elas, al leer la historia de este profeta nos damos cuenta que Dios se manifest una y otra vez ante las necesidades y peticiones de Elas hacindole sentir que caminaba con l, es ms le record que no estaba solo (1Reyes 11:13) que haba ms profetas que haban resistido ante las presiones del rey Acab (1Reyes 19:18).

Hoy no somos la acepcin, Dios suple y seguir supliendo cada una de nuestras necesidades el Seor mismo nos dio la llave para que sea as con tres sencillas y nada rebuscadas palabras que podemos leer en Mateo 7:7 Pedid, y se os dar; buscad, y hallaris; llamad, y se os abrir.

Ahora bien, mi recomendacin, si usted por alguna razn, la que sea por muy simple que sea, por muy ocupados que vea a los dems, si usted se siente solo, si siente la necesidad de compartir con alguien, de sentirse acompaado, POR FAVOR no dude en pedirlo, no le d pena tener que decirle Sabes me siento solo (a), Estoy triste, estoy preocupado etc.

No quieres hacerme compaa?

Quieres ir a tomar un caf conmigo?

Quieres venir a mi casa?

Me invitas a tu casa?

Pero no se asle, la soledad muchas veces es muy mala consejera adems de muy mala compaera por excelencia.

Mateo 18:20 Porque donde estn dos o tres congregados en mi nombre, all estoy yo en medio de ellos.

No se siente bajo un rbol como lo hizo Elas a lamentar su situacin, (1Reyes 19:4) y dese la oportunidad de seguirse sintiendo acompaado por Dios, Cristo nos dice claramente que l estara con nosotros Mateo 28:20 (b) y he aqu yo estoy con vosotros todos los das, hasta el fin del mundo. Amn.

Recuerde que SOLO no est, que Dios camina con nosotros a dondequiera que vallamos, (Josu 1:9).

Que estar atento cuando pidamos, busquemos y llamemos (Mateo 7:7)

Que l est llamado a nuestras puerta y es cuestin de abrir (Apocalipsis 3:20)

Y su promesa maravillosa de Mateo 28:20 que l estar con nosotros SIEMPRE

No se asle, no deje de congregarse, y si usted sabe de alguien que ha dejado de congregarse, exhrtele a que regrese a la iglesia, el convivir entre nosotros como familia que somos es importantsimo, el apoyo que podemos darnos unos a otros es vital, por algo nos deja la recomendacin en Hebreos 10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortndonos; y tanto ms, cuanto veis que aquel da se acerca. Las batallas las podemos pelear y ganar mejor en equipo.


Amen

Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

12/08/2013




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio