ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



ESCUCHANDO A DIOS

ESCUCHANDO A DIOS
Gnesis 26:2-3 Y se le apareci Jehov, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que yo te dir. Habita cmo forastero en esta tierra, y estar contigo, y te bendecir: porque a ti y a tu descendencia dar todas estas tierras
Cuando enfrentamos tiempos de adversidad, casi que por instinto de salvacin reaccionamos diseando rpidamente un plan a seguir, procurando superar la crisis que atravesamos.
De sta manera reaccion Isaac, pues Gnesis. 26:1 nos dice que: hubo hambre en la tierra y l plane ir a Egipto, como hacan las personas de la poca ante sta situacin.
Asia q de igual manera Isaac estaba por hacer lo mismo.
Sin embargo Dios le habla, no slo para prevenirlo sino para conducirlo al lugar de la bendicin.
Esto implic un desafo para Isaac, sabe la importancia de mantener un corazn sensible a Dios para seguir Su voz, y a la vez esta aquello que l est viendo, tangible, y es la carencia que hay en la tierra en ese momento,
Sabe lo que est por venir ante una escasez, pero el Seor le dice: habita en la tierra que yo te dir
Para quienes hemos ledo la historia sabemos que Isaac fue obediente, tuvo fe en lo que Dios le estaba diciendo aunque sus ojos y la lgica le decan algo diferente.

Creo que si invirtiramos ms tiempo para poder ser sensibles a la voz de Dios y hacernos obedientes de su mandato a nuestras vidas, mucho de los que estn hoy aqu tal vez no se hubieran movido de su pas de origen, o bien nuestra iglesia tendra ms gente.
Y crame que muy probablemente estaramos haciendo cosas que para el mundo serian ilgicas o casi imposibles.

**Escuchar a Dios y desarrollar un corazn sensible a Su direccin nos librar de dolorosos fracasos y penosas vergenzas.
Y definitivamente lo que no es bueno para uno, si lo es para otro.
Por ejemplo a Isaac Dios le dice que no valla a Egipto, pero aos despus a su hijo Jacob a quien Dios le cambia el nombre a Israel, si le dice que puede ir a Egipto y de igual manera le reitera la promesa que ha hecho a su padre Isaac. A Isaac le dice Gnesis 26:2-4 Habita como forastero en esta tierra, y estar contigo, y te bendecir; porque a ti y a tu descendencia dar todas estas tierras, y confirmar el juramento que hice a Abraham tu padre.
4 Multiplicar tu descendencia como las estrellas del cielo, y dar a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra sern benditas en tu simiente,
5 por cuanto oy Abraham mi voz, y guard mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes.
A Jacob (Israel) le dice Gnesis 46:2-4 Y habl Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y l respondi: Heme aqu. 3 Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque all yo har de ti una gran nacin. 4 Yo descender contigo a Egipto, y yo tambin te har volver; y la mano de Jos cerrar tus ojos.

Procure conocer la voluntad de Dios en todo tiempo, ESTO ES FUNDAMENTAL!! Y lo he dicho muchas veces y no me cansare de hacerlo, NO HAGA MONOLOGOS CON DIOS, PLATIQUE CON EL, PERMITALE QUE EL HABLE CON USTED, djese guiar por El.

Leamos Gnesis 26:12 Y sembr Isaac en aquella tierra, y cosech aquel ao ciento por uno; y le bendijo Jehov.
Comienza as: y sembr Isaac en aquella tierra, frase que nos dice cosas muy importantes,

**Isaac sembr la tierra, l tena la promesa de bendicin y respaldo del Seor, pues Dios le haba dicho: estar contigo y te bendecir y l camin en esa promesa, no se qued slo con ella sino que actu en fe, fue diligente y esforzado.
En aquella tierra nos ensea que Isaac obedeci a Dios, aunque al principio planeaba ir a Egipto, l decidi creerle a Dios, sigui el consejo del Seor y la bendicin de Dios no se hizo esperar
La obediencia a Dios acta como un imn para las bendiciones
Y los resultados de la obediencia de Isaac fueron tan sorprendentes que hasta los filisteos reconocieron la mano sobrenatural de Dios, pues le dijeron a Isaac: G.26:28Hemos visto que Jehov est contigo sin duda, con nuestra obediencia Dios es glorificado, y damos testimonio de en quien confiamos.
Y sin tener que decir mucho nuestra obediencia va tomada de la mano con la fe, y leemos Hebreos 11:6 pero sin fe es imposible agradar a Dios
Ser obediente agrada al Seor porque en la obediencia acta la FE
Y en este mismo libro leemos a los padres de la Fe y en el v.8 habla de Abraham, v.20 Isaac y 21 de Jacob (Israel), los tres personajes de los que hemos estado hablando y que como cada palabra de este maravilloso libro nos da ejemplo y nimo para seguir adelante.

Sin embargo tenemos a JONAS..el escucho y no obedeci hasta que finalmente entendi.
La escritura est llena de personajes que escucharon a Dios,
** No que en un mundo tan ruidoso, por su perversin y mala manera de vivir, fue sensible a la voz de Dios y tuvo una gran FE.
**Abran cundo est intercediendo por Sodoma y Gomorra.
O cuando est dando en sacrificio a su hijo Isaac. Si no hubiera escuchado la voz de Dios.
**JOB que platico con l

En resumidas cuentas, cuando verdaderamente escuchamos la voz de Dios por fe caminamos ante la adversidad, pues confiamos en su palabra.
La fe es una prueba de confianza plena en Dios donde nos dejamos guiar por EL, y por qu sabemos que vamos en victoria segura.
Debemos seguir el consejo de Dios en todas nuestras decisiones y planes, pues nuestra obediencia glorifica al Seor, y por consiguiente seremos bendecidos.

AMEN
Rosamara Segura
ILA
Bellevue, Wa. Octubre 05 2014

Fecha del servicio:

10/05/2014




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio