ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Predicador, Yo?. Parte I


Cuntos de aqu somos predicadores?.... Todos!, todos tenemos la uncin, la obligacin y compromiso de ser predicadores, Marcos 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

Necesitamos ser liberados de nosotros mismos para poder predicar abiertamente con la uncin del Espritu Santo.

Y digo liberados de nosotros mismos ya que somos nosotros los que nos ponemos limitantes. Hacerle saber a la gente que Jess est interesado en todo ser humano es interesante, hay una gran multitud que se siente tan pecadora que cree no merecer salvacin alguna, siendo de esa manera que ellos YA DECIDIERON POR DIOS.

No le de miedo cuando se le presente la oportunidad de compartir el evangelio, esto es apremiante, necesario, no estamos en tiempos de dar muchas palabritas dulces, es tiempo de hacerle saber a la gente de la realidad actual, de la realidad de su propia vida, que si no se arrepiente la vida eterna que tendrn ser muy diferente a la que Cristo nos est otorgando.

Tampoco salga y mande a la gente al fuego eterno, no los espante, solo hbleles de lo que Dios nos ha mando hacer.

Ya es mucha la gente que encontramos que no se creen las palabras lindas, el todo amor de Dios no importando que queramos estar haciendo, se dan cuenta con un vistazo alrededor que la situacin no est bien y que debemos de tener un Dios verdaderamente indignado y molesto.

Necesitamos contagiar a la gente con nuestro entusiasmo, con la pasin de compartir el evangelio de Cristo. La emocin que demostremos al compartir la palabra de Dios tiene mucho que ver en cmo la gente la reciba e incluso quiera saber ms.

Dios est interesado en toda creatura, no solo por un grupo selecto, Jess ministraba a las multitudes, pero tambin la escritura nos relata que ministro a la mujer samaritana, a saqueo, con el ciego Bartimeo y tena tiempo hasta para los endemoniados.

Usted y yo estamos aqu no solamente por que Dios nos aparto para l, porque nos rescato de nuestra vana manera de vivir, por darnos la vida eterna, bien rico ya lo tenemos, pero el que estemos recibiendo constante informacin, entre estudios, predicaciones la escritura misma, los mil y un libros que nos bebemos no es meramente para que nosotros estemos bien, sino para que salir y hablarle a las naciones, esto es solamente una escuela de aprendizaje, donde se imparte la teora, la practica esta all afuera.

No sea agresivo con sus palabras, solamente ser realista, sabio, amoroso al compartir la buenas nuevas de Salvacin, un evangelio completo y no solo lo que a la gente le haga sentir bien.

Dios quiere predicadores, atalayas que expandan su palabra pura no adulterada sin temor alguna al hombre o a Satans.

El evangelio debe de incomodarle, de hacer que su estomago lo sienta, que su corazn palpite ms aprisa, que las rodillas le duelan.

Y digo incomodarle, porque mientras vivamos en este cuerpecito imperfecto como el que tenemos, nos inclinamos a hacer lo NO correcto delante de Dios, a acta, decir, pensar NO como Dios quiere sino como el mundo me arrastra.

Necesitamos recuperar la pasin de compartir la palabra de Dios, no todos somos iguales, algunos somos colricos flemtico, melanclicos, todos somos diferentes, no trate de imitar a fulano o zutano, simplemente sea usted, guiado por el Espritu Santo.

Qu paso con David cuando iba a enfrentar a Goliat, lo primero que hicieron fue ponerle armadura, tena que ir como los dems, sin embargo se la quito agarro sus piedritas, su onda y se enfrento al gigante, dndole Dios la victoria.

Dios le dar la victoria a usted y podr decir como David yo vengo a ti en el nombre de Jehov de los ejrcitos, el Dios de los escuadrones de Israel (1 Samuel 17:45b)

Sea usted mismo y descubrir lo brillante que es, entre en intimidad con Dios, es bsico, no deje de orar y no deje de orar y no deje de orar.

Hay algunos puntos que vamos a ver y tal vez lo hagamos en dos partes
- Mandato
- Mensajero
- Mensaje
- Mtodo
- Modelo
- Deber
- Predicar

PREDICAR en Hebreo es Qohleth, que es anunciar o proclamar como un heraldo Orador, que encontramos en Marcos 1:45 Pero ido l, comenz a publicarlo mucho y a divulgar el hecho, de manera que ya Jess no poda entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera en los lugares desiertos; y venan a l de todas partes, el leproso no se quedo callado, dice lo pblico, lo divulgo.

Ahora bien, veamos el primer punto del que les mencione:


1.- Mandato: Mat. 28:19, Marcos 16:15, Lucas 24:47 y Juan 20:21 en estos 4 versculos de los evangelios el mandato es claro sin las ms mnima manera de equivocarnos, me estar diciendo a mi? ... NO yo creo que es para el otro hermano es mas dinmico que yo! O le decimos al que est ms cerca, oye eso es para ti!

Hechos 10:42 nos hace referencia una vez ms a dicho mandato.

Veamos a que velocidad se le puede responder a Dios Mateo 4:19-20 Y les dijo: Venid en pos de m, y os har pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.

La reaccin de ellos fue automtica, no nos muestra titubeo alguno, simplemente dejaron y le siguieron. Porque nosotros titubeamos, le pensamos mucho para compartir o incluso le ponemos mil y un peros cuando nos toca predicar, ensear, pareciera que nos toco castigo ese da, POR FAVOR cuando hacemos eso es verdaderamente un privilegio, una bendicin que Dios se agrade de nosotros para poder compartir con los dems, deje de verlo como castigo

Cuantas veces al ser usted obediente y compartir con alguien del la esperanza de vida eterna que tenemos en Jess, sea evangelizando, detrs de un pulpito, se ha acercado alguien y le dice gracias hoy fue para m, ha pero tampoco se sedientos muy grande, no sea que se le despeguen los pies del piso, fue tan sesillo y a la vez poderoso, que fue Dios el que se agrado de usted para trasmitir lo que tenia para esa persona, fue obediente lo dems lo hizo Dios.


2.- Mensajero: somos usted y yo y hay un libro que tiene el nombre de Predicar Eclesiasts a travs de la escritura aparece el termino predicar, o derivado aproximadamente 150 veces, algo nos dice la forma en que Dios persiste en el termino. y labor que la humanidad ha hecho est haciendo y debe de seguir hacindolo hasta la venida de nuestro Seor y Salvador.

Cuando usted se ha vuelto un mensajero de Dios debe de actuar con autoridad y seguridad de lo que ha de compartir con las personas, para lo cual usted debe de tener conocimiento de lo que va a compartir.
Quin de nosotros en nuestro tiempos escolares nos toco exponer una clase al frente para lo que nos preparbamos por das completos ya que la calificacin estaba de por medio.

Hoy y siempre, para hablar del evangelio de Cristo necesitamos conocerlo, para poder hablar de las maravillas de nuestro Dios necesitamos conocerlas.

Hay 12 cosas que todo predicador predica o debe predicar

Las buenas nuevas Isaas 61:1 El Espritu de Jehov el Seor est sobre m, porque me ungi Jehov; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazn, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la crcel.

Predicar el reino del cielo Mateo 10:7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

Predicar bautismo de arrepentimiento Marcos 1:4 Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdn de pecados.

Predicar el evangelio Marcos 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

Predicar liberacin a los cautivos Lucas 4.18 El Espritu del Seor est sobre m, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazn; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos.

Predicar el ao aceptable del seor Lucas 4:19 A predicar el ao agradable del Seor.



Amen

Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

03/11/2012




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio