ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Sabia usted?


Vamos rpidamente a la escritura y leamos:
Mateo 24:42-45 Velad, pues, porque no sabis a qu hora ha de venir vuestro Seor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qu hora el ladrn habra de venir, velara, y no dejara minar su casa. Por tanto, tambin vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendr a la hora que no pensis. Quin es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su seor sobre su casa para que les d el alimento a tiempo?

Nos describe algo repentino, definitivamente inesperado.

En los ltimos das por no llamarlos semanas se manejo la venida de Cristo (2), esto ha causado tal impacto que le dio prcticamente la vuelta al mundo.

La mayora de las personas segn vi las entrevistas y platique con otras, coincidan en lo mismos, Que locura, y haba burlas al respecto, bromas de muy mal gusto.

Sin embargo, me pregunto Por qu hay algunas personas que se atreven a hacer semejantes especulaciones, donde manipulando la escritura abiertamente y olvidando algunas partes por dems importantsimas hacen aseveraciones tan serias?.

Y por otra parte Por qu la gente se burla en lugar de compadecer a las otras personas que estn SINCERAMENTE EQUIVOCADAS?

En alguna ocasin les comente que conozco a ms de una persona que dicen tener conversaciones con Dios prcticamente cara a cara y casi casi se sientan juntos en la sala de su casa a discutir temas como lo es el arrebato o la misericordia para alguna persona, cuando la vida de ESTA persona que se jacta de tales cosas tiene una manera de vivir bastante alejado de lo que la Biblia nos muestra lo que es la Santa y Bendita voluntad de nuestro Dios.

Retomando la escritura de lo que acabamos de leer, me dice que cuando esto suceda, el arrebato de la iglesia no habr tiempo de arrepentimientos instantneos, de arreglos de ltima hora, de momentos de reflexin de cmo hemos levado nuestra vida.
Dios nos ha dado esta parte de la escritura no para que nos pongamos a especular, ni mucho menos para adivinar.
Ms bien para estar siempre alertas, caminando correctamente delante de l.
Ahora bien, pongamos que esta especulacin del tiempo del arrebato mascado para el da de ayer hubiera sido cierta:

Le preocupo a usted?

No se supone que estamos que estamos rectamente delante de nuestro creador?

Y si es as, entonces este debiera de haber sido un tiempo de gozo, de verdadera alegra porque nos encontraramos pronto con nuestro Dios.

Yo escuche algunos temores, dudas y burlas.

Sin embargo Cristo mismo nos dice que ni l mismo lo sabe:
Mateo 24:36 Pero del da y la hora nadie sabe, ni aun los ngeles de los cielos, sino slo mi Padre

Ahora bien leamos
1 Tesalonicenses 5:1-2 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabis perfectamente que el da del Seor vendr as como ladrn en la noche

Cuando alguien pretende robarle algo, no le manda una nota de cortesa para avisarle su prxima visita, definitivamente el factor sorpresa es lo que el ladrn necesita, lo que tiene a su favor.

Y sabiendo nosotros que no estanos exentos de que algo as suceda, pues ponemos alarma en casa, en los coches, candados a las bicicletas, aseguramos nuestras carteras y compramos seguro prcticamente para todo; y todo porque tenemos entendido que hay mucha gente que puede darnos sorpresas de esta forma.

De la misma manera nos est avisando Dios que llegara, sorpresa, sorpresa.

Sabia usted?

Y leemos Mateo 24:42-46 Velad, pues, porque no sabis a qu hora ha de venir vuestro Seor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qu hora el ladrn habra de venir, velara, y no dejara minar su casa. Por tanto, tambin vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendr a la hora que no pensis.
Quin es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su seor sobre su casa para que les d el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su seor venga, le halle haciendo as.

Somos nosotros esos siervos fieles y prudentes, proveedores del alimento espiritual a aquellos que lo necesitan, que tienen hambre?

Nos dice Bienaventurados si para cuando venga nuestro Seor nos encuentra hacindolo as.
Leamos un poco de lo que nos muestra la escritura, que no da lugar a duda alguna, a especulaciones ligeras y malas interpretaciones y que si furamos un poco ms persistentes en la lectura se evitaran das como el de ayer.

1 Tesalonicenses 4:16-18 Porque el Seor mismo con voz de mando, con voz de arcngel, y con trompeta de Dios, descender del cielo; y los muertos en Cristo resucitarn primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Seor en el aire, y as estaremos siempre con el Seor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Ahora releamos lo que vimos hace un rato
1 Tesalonicenses 5:1-2 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabis perfectamente que el da del Seor vendr as como ladrn en la noche

Y si se fijan entre el versculo 2 y 3 hay un espacio de tiempo. Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendr sobre ellos destruccin repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparn. Saba usted?

Esto nos habla de un periodo de tiempo y no de unos cuantos meses como se ha manejado, estamos hablando de aos, tal y como lo podemos leer en el libro de Daniel, como el de Apocalipsis

Ahora bien, leamos el texto con el que pudiramos decir que deba haber abierto la predicacin. Mateo 24:36 Pero del da y la hora nadie sabe, ni aun los ngeles de los cielos, sino slo mi Padre.

Aqu se est retomando el tiempo del arrebato de nuestro fin como cristianos viviendo en este planeta tierra

Y esta trasformacin ser tan rpida como lo leemos en:
1 Corintios 15:50-52 Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupcin hereda la incorrupcin. He aqu, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocar la trompeta, y los muertos sern resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Esta es nuestra FE

Nos corresponde seguir en el camino de Dios, cumpliendo las cosas que nos a mandado hacer y que cuando el llegue nos encuentro asindolo as.


Amen


Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

05/22/2011




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio