ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Perdn


Vamos a hablar del Perdn de aquel que est en nuestras manos, en nuestras palabras pronunciarlas y del ms importante el que nos ha sido otorgado por Dios y vamos directamente a la escritura y leamos Mateo 6:12 Y perdnanos nuestras deudas, como tambin nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Suena fcil la oracin al pronunciarla o repetirla, y creo que la mayora de nosotros la aprendimos de memoria desde pequeos, y sabemos que es parte de la oracin modelo que dejo nuestro Seor Jesucristo, El Padre Nuestro.

Quien no conoce esta oracin que fue parte de nuestra rutina nocturna al irnos a la cama y que adems nos haca sentirnos protegido.

Tener que perdonar no resulta siempre la casa ms sencilla, la ms fcil, sobre todo cuando se trata de situaciones difciles, en que nos hirieron, donde mi amigo o amiga me defraudaron, donde mi familiar aquel en el que tanto confiaba me jug mal.

Y que si quien lo hizo resulta que se dice Cristiano, upsss, est ms feo y pareciera ms difcil poder ignorar la situacin.

Y todos pasamos o sufrido situaciones peculiares donde hemos tenido que perdonar a alguien o peor an, tener que ser perdonados porque fuimos nosotros los que fallamos.

Sin embargo, sigue siendo difcil cualquiera que sea la situacin.

Me gusta esta parte, verdaderamente disfruto esta oracin, una oracin que nos abri las puertas a una vida eterna con l, desafortunadamente fue mencionada en una situacin muy difcil.

Cuando Jess pronuncia lo que leemos en Lucas 23:34 Y Jess deca: Padre, perdnalos, porque no saben lo que hacen.

Y me pregunto le habr costado trabajo pronunciar esta oracin en intercesin al mismo tiempo por la humanidad?, y al mismo tiempo pienso que no, porque l vino a morir por nosotros, sin embargo tambin pienso y me imagino en la forma en que fue tratado las ltimas 24 horas de su vida, lo agredido e humillado que fue, el dolor tan grande que sufri y no solo en lo fsico, tambin emocional.

Darse cuenta que aquella gente por la que vino a rendir una batalla contra satans no le crey y lo entrego, deseando para l la muerte ms fea que haba en ese tiempo, la crucifixin.

Sin embargo sigui hasta el final y no creo que llegando al cielo se haya quejado con su Padre de lo que los humanos le hicieron, ms bien est esperando el reencuentro maravilloso con nosotros, y fjense que cosa, que con todo y que saba que no le ira muy bien en este mundo, todava nos construira casa para cuando llegramos con l al cielo Juan 14:2-3 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si as no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendr otra vez, y os tomar a m mismo, para que donde yo estoy, vosotros tambin estis.

Saben una cosa? Antes de que todo esto sucediera, Jess ya nos haba perdonado, pero era necesario que la escritura se cumpliera segn leemos en Lucas 24:44 tenan que cumplirse las profecas, deba de pasar por todo eso ya que era la nica forma de comprarnos, de redimirnos, de quitarle la manos a satans de encima.

Cuando verdaderamente hemos otorgado el perdn nos olvidamos entonces de lo que nos hicieron, de aquello que nos causo cualquier tipo de mal, de tristeza y no porque tengamos mala memoria o suframos de amnesia selectiva, simplemente dejamos de recordar ese acontecimiento o si lo hacemos, no tenemos Perdn sentimientos negativo y lo mejor de todo es que muchas ocasiones ese sentimiento negativo que tal vez tuvimos al principio se ha transformado en compasin por la persona que nos hizo el mal y comenzaremos a interceder por quien pasamos momentos desagradables para que Dios le toque y pueda rendirse ante nuestro creador y Dios, y que su alma no se pierda.

En el libro de Isaas 55:7 nos dice que Dios es amplio en perdonar.

No intente limitar a Dios con expresiones como A ver si me perdona!! Quin sabe si Dios me perdone o te perdone a ti!!

Cuando nos acercamos a l en oracin con un corazn arrepentido y humillado, deseando un cambio en nosotros pidiendo perdn, nuestro maravilloso Dios no tarda en otorgarle ese perdn y ayudarlo a levantarse nuevamente, lo instruye y gua para que no vuelva a fallar, pero estemos consiente que volveremos a fallar una y otra vez de diferente manera y que eso no nos desanime porque Dios est trabajando en nosotros, dispuesto a perdonarnos nuevamente.
Pero tenga cuidado, la escritura es muy clara en Glatas 6:7 No os engais; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso tambin segara.

Y hago nfasis en esto, Dios no puede ser burlado este consiente que l conoce mejor su sentimientos, su corazn y mente que nosotros mismos.

No piense en que voy a hacer esto o aquello al fin que al rato me arrepiento y pido perdn! porque ya lo est haciendo entonces con toda premeditacin, cuidado!!!

No juegue con su vida eterna, si usted fallo, se arrepinti y pidi perdn, bien ha hecho, camine y no lo haga ms.

Sea que usted haya fallado o alguien le haya fallado a usted que importante es estar consientes del valor del perdn, nos dice Marcos 11:25-26 Y cuando estis orando, perdonad, si tenis algo contra alguno, para que tambin vuestro Padre que est en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Porque si vosotros no perdonis, tampoco vuestro Padre que est en los cielos os perdonar vuestras ofensas.

Muchas cosas han pasado en todos estos aos que nos han tocado vivir, sean muchos o pocos, el caso es cuntas veces hemos tenido que perdonar y que nos perdonen, pero que maravillo es que Si confesamos nuestros pecados, l es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. (1 Juan 1:9).

Y me da tanta paz los trminos FIEL Y JUSTO, porque si de algo verdaderamente carecemos los humanos es de fidelidad y justicia.

Lo que para algunos es ms que justo para el otro es tomado por injusticia.

Y por otra parte, de algo que esta careciendo nuestra sociedad es de fidelidad en todos los aspectos.

Qu bueno es que nuestro Dios es fiel a su palabra y justo en todas sus obras, eso debe de darnos una paz incomparable ya que l se encargara de poner todo en orden y dar a cada quien el justo pago.

Sabe una cosa? La falta de perdn lo nico que ocasiona son ataduras, amargura y hasta enfermedades, no solo fsicas sino espirituales.

Sea libre, Dios le ha llamado a libertad y no ha ataduras.

La falta de perdn cualquiera que sea el caso pude llevarle hasta el suicidio, por sentimientos de culpabilidad, por remordimiento, de amargura y odio que pueden estar creciendo.

Sea libre, en verdad Dios nos ha llamado a libertad, no le permita a Satans que gane esta parte, que intente poner ms cargas sobre su vida, Jess peleo la batalla y gano y tambin toma sus cargas por usted.

Aprendemos de Mateo 16:19 y todo lo que atares en la tierra ser atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra ser desatado en los cielos.

Ate todo aquello que no sirve en el nombre de Jess todo que est en contra de lo que Dios nos ensea, aquello que pudiera limitar su crecimiento espiritual y en eso est incluido el perdn, sea que valla y pida perdn o lo otorgue a quien se lo est pidiendo a usted.

Desate las bendiciones de Dios sobre su vida y la de su familia.

Y nos resta decir como en Salmo 103:1-3 Bendice, alma ma, a Jehov, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma ma, a Jehov, y no olvides ninguno de sus beneficios. l es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias.

De gracias a Dios y Bendgale.


Amen


Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

07/01/2012




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio