ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Nuestra Entrada


Sabemos hoy que tenemos la entrada libre ante la presencia del Padre celestial gracias al sacrificio de Cristo.

Y como que suena sencillo pronunciarlo, pero sabemos que hay muchas cosas implicadas en ello.

Hemos alcanzado una paz que el mundo no entiende, y que en muchsimas ocasiones tampoco nosotros lo entendemos.

Saber que hemos sido reconciliados con el Padre nos trae paz, una paz que nada tiene que ver con lo terrenal.

Tambin sabemos por donde vamos, hacia donde vamos y cual nuestra meta en Cristo Jess, no tenemos temor a la muerte como muchas otras personas que no tienen la esperanza en Cristo, porque nosotros sabemos qu nos espera despus, la esperanza que nos a dado el Seor y que entonces es que realmente comenzaran las cosas.

Por otra parte debemos de estar consientes de que aunque hemos alcanzado el perdn a nuestros pecados y podemos disfrutar de una relacin con Dios seguiremos teniendo problemas y pruebas

Esos problemas que se nos presentan todos los das que son tediosos pero que ah estn, y si NO nos damos permiso de desesperarnos, a frustrarnos o hasta desalentarnos, seguiremos adelante y lo importante es que con ellos aprendamos y crezcamos.

Leamos Romanos 5:1-5 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Seor Jesucristo; por quien tambin tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Y no slo esto, sino que tambin nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulacin produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espritu Santo que nos fue dado.

Al tener nosotros entrada al padre es importante que aprendamos a cultivar una relacin estrecha con l y eso comienza con la FE en l, de que cada una de las cosas dichas en su palabra se llevara a cabo.

Que aunque tenemos a Cristo como nuestro Seor y Salvador sentimos la presin del pecado que mora en nosotros (como lo dice el apstol Pablo en Romanos 7:17)

Pero no olvide que en su muerte nos dio la victoria y el poder para gobernar otro poder que tiene el pecado sobre el hombre y nos da la liberacin del pecado.

***Nos ha dado el poder EXOUSIA capaz de hacer algo o autoridad de hacer algo***

Solo le pido un favor NO tome a Dios por tardanza, las cosas son en su tiempo y hora y no en la nuestras.

Leemos en v.3 Y no slo esto, sino que tambin nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulacin produce paciencia; la tribulacin produce paciencia y efectivamente as es cuando verdaderamente hemos construido nuestra relacin con el padre, PERO cuando no ha sido as entonces vienen las protestas y el Por qu a m!!, o Hasta cuando Seor.

No resulta tan fcil gloriarnos o gozarnos cuando la estamos pasando mal, pero en Cristo dice la palabra Todo lo puedo en Cristo que me fortalece Filipenses 4:13

Y no quiere decir que soy masoquista y me gusta el dolor, creo que todos le huimos a los momentos dolorosos o tristes, pero desafortunadamente esos momentos los tenemos que vivir constantemente y la escritura nos previene una y otra vez que viviremos momentos difcil, que tendremos pruebas y algunas de ellas creeremos que hasta insuperables, y eso no debe de atemorizarnos, lo importante es hacer mo el TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE, y estar consientes que hoy tengo la entrada directa con Dios para encontrar un perfecto refugio con l.

Regresemos a Romanos 5:6 Porque Cristo, cuando an ramos dbiles, a su tiempo muri por los impos. Ciertamente, apenas morir alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo an pecadores, Cristo muri por nosotros.

Haba debilidad en el ser humano ya que su esperanza era la venida de Cristo a estar entre ellos, pero nosotros ahora sabemos que su muerte nos da la oportunidad de vida eterna. Seguimos siendo dbiles porque sin Dios nos podemos hacer nada, pero somos ms fuertes de lo que se fue antes por que Cristo mora en Mi, en Usted y en cada uno de aquellos que lo han aceptado como su Seor y Salvador (Romanos 10:9).

La muerte de Cristo le dio un vuelco a la historia y doy gracias a Dios porque yo estoy dentro de esa historia, y que con sus mismas palabras nos considera sus amigos.

Leamos Juan 15:13-15 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacis lo que yo os mando. Ya no os llamar siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su seor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que o de mi Padre, os las he dado a conocer.

Y usted sabe que todas esas cosas estn en la escritura, y si usted no la sabe es porque no quiere, la oportunidad est al alcance para todo aquel que quiera.

Sigamos con Romanos 5:9-11 Pues mucho ms, estando ya justificados en su sangre, por l seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho ms, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no slo esto, sino que tambin nos gloriamos en Dios por el Seor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliacin.

La sangre de Cristo nos justifica ante el Padre y que hemos sido reconciliados a travs de l lo cual nos da la oportunidad de vida.

Mire, pareciera repetitivo el que hemos sido salvos por Cristo; eso lo sabemos lo repetimos una y otra vez pero hemos perdido la nocin de su verdadero significado y que si logrramos realmente entender lo que es plenamente la RECONCILIACION con el Padre, nuestro vivir diario sera diferente.

Tenemos un Dios Santo que no admite pecado alguno ya que la paga del pecado es muerte, pero tenemos un Dios que tambin es maravilloso que nos ve atravs del sacrificio de su hijo que fue quine cargo nuestros pecados y lo que permiti la reconciliacin con el Padre.

Hgase un favor, no vea la conmemoracin de la Sta. Cena como un da ms, un evento ms en un da de servicio, no se olvide qu estamos recordando o hasta celebrando el PACTO de Dios con los hombres Mateo 26:28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisin de los pecados.

Este pacto es el que nos da entrada y nos permite pararnos delante de Dios confiadamente, y que cuando elevo mi voz en adoracin y alabanza, cuando lo hago en oracin se que l me est escuchando.

Hebreos 13:6 De manera que puedo decir confiadamente El Seor es mi ayudador; no temer


Amen


Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

12/01/2013




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio