ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Fsica o espiritual


Hace unos das fui a Seattle en camin y observe a la gente por muy largo rato, tanto de ida como de regreso a mi casa, y hace muchos aos lo hice igual viajando por el metro de la ciudad de Mxico.

Qu gran variedad de expresiones y acciones, entre la tristeza, fracaso, decepcin, alegra y amargura se mueve la gente, lo triste es que muchos de estas expresiones o demostraciones son visibles a los dems.

El desinters de la gente igualmente se nota, entre que le dicen a gritos que usted no le interesa o bien su trabajo tampoco.

Tambin fui a la oficinas de correo en Redmond, se notaban 3 tipos de gente, una verdaderamente amargada, no s que hace en una oficina donde hay que tratar con tanta gente que con su trato con el publico si se nota lo desagusto que esta, una ms que lo hace como automtico, parece robot, inexpresiva pero eficiente y un hombre que desde que llama a la persona siguiente en lnea suena diferente, preguntado cmo le ha ido en su da, si se le ofrece alguna otra cosa, con una sonrisa desendole que el resto de su da este bien.

Me propuse hacer esta labor de observar a la gente desde hace 2 semanas y me di cuenta como los adolescentes estn igual, la mayora se nota contento, pero hay algunos y no pocos en los que usted puede leer prcticamente que la situacin en casa est mal, es bien difcil ver nios de 13, 14 aos con una tristeza reflejada que al preguntar si estn bien sus ojos se llenan de lagrimas y te dicen que si, solo una me ha tocado que me ha dicho que no, a sus tiernos 14 aos estaba embarazada.

Y hace unos das me preguntaba, que quiero para mi futuro, para el futuro de mis hijos, no importando si tenemos 15 u 80 aos siempre habr un futuro y que mientras estemos aqu, por lo menos yo, quiero el mejor, quiero que mis acciones afecten a mi alrededor de manera positiva, que mis actitudes demuestren lucha y que no me doy por vencida, y me mis hijos de igual menar puedan reflejar lo mismo.

El problema grande y grave es cuando yo no veo futuro, cuando me siento derrotado, cuando creo que lo que he hecho ha sido suficiente y que lo que llegue es ganancia

No quiere decir que me tengo que vivir da con da planeando, pero si esperando saber que tiene Dios nuevo para m hoy, o bien, que tengo Yo este da para Dios.

La perseverancia es importante, el no ceder tan fcilmente ante un obstculo es bsico, y vamos a leer dos ejemplos en nuestras Escrituras.

Juan 5:1-7
(v1) Despus de estas cosas haba una fiesta de los judos, y subi Jess a Jerusaln.
(v2) Y hay en Jerusaln, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco prticos.
(v3) En stos yaca una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralticos, que esperaban el movimiento del agua.
(v4) Porque un ngel descenda de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descenda al estanque despus del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.
(v5) Y haba all un hombre que haca treinta y ocho aos que estaba enfermo.
(v6) Cuando Jess lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo as, le dijo: Quieres ser sano?
(v7) Seor, le respondi el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

Hace poco ms de dos aos tuvimos una enseanza de este mismo pasaje bblico, con un marco diferente, lo maravilloso de la escritura es que podemos aprender de tantas formas por casi cada pasaje bblico que hay aplicado a nuestras vidas en cada momento.

Hoy tomaremos la enseanza aplicada a otra faceta.

Ahora bien notamos claramente que no es la primera vez que este hombre est en el estanque ya que describe muy claro que sucede en el v7 cada vez que el intenta llegar.

La fe de este hombre definitivamente era buena, tal vez esperaba que alguien le ayudara y no suceda, aunque me supongo que para llegar hasta Betesda alguien debi de haberlo llevado, porqu no se quedaban con el hasta que el agua se moviera?, la escritura no nos lo dice, pero definitivamente la FE de este hombre estaba firme, y vivi las consecuencias de esta fe, y seguimos leyendo Juan 5:8-9 Jess le dijo: Levntate, toma tu lecho, y anda. (v9) Y al instante aquel hombre fue sanado, y tom su lecho, y anduvo. Y era da de reposo aquel da.

Yo creo que hay ocasiones que nosotros intentamos levantarnos una, dos, tres veces y nos damos por vencidos y podemos llegar a pensar es que es la voluntad de Dios!

Claro que NO es la voluntad de Dios que usted se quede con una parlisis espiritual y digo espiritual porque yo veo que todos aqu entran caminando perfectamente con sus dos piernas, a lo mejor a alguno nos doler algn huesito, pero caminamos, as que lo que en ocasiones tenemos es una parlisis definitivamente NO fsica., lo que nos limita, que no nos permite ver que hay mucho afuera para nosotros, y no hablo afuera en la calle, fuera de mi casa, ms bien de mi mismo, donde no quiero saber ms nada, donde me encierro para auto flagelarme mentalmente, lamer mis heridas y vivir en el recuerdo de lo que fue o en los pensamientos de lo que PUDO haber sido, pero me falto valor.

Tendremos una idea de cuntas de estas personas que observamos con su expresiones de tristeza, amargura o frustracin estn as por su falta de valor, por su falta de decisin, por su falta de FE????

Siempre ser crucial dar el primer paso.

Recuerdan la historia del hombre que es llevado por los amigos a ver a Jesus?, que hicieron un hoyo en el techo para poder llegar hasta l ya que al parecer era la nica forma de entrar.

Leamos Marcos 2:1-5
(v1) Entr Jess otra vez en Capernaum despus de algunos das; y se oy que estaba en casa.
(v2) E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no caban ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.
(v3) Entonces vinieron a l unos trayendo un paraltico, que era cargado por cuatro.
(v4) Y como no podan acercarse a l a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yaca el paraltico.
(v5) Al ver Jess la fe de ellos, dijo al paraltico: Hijo, tus pecados te son perdonados

Y ms adelante leemos (v11) A ti te digo: Levntate, toma tu lecho, y vete a tu casa (v12) Entonces l se levant en seguida, y tomando su lecho, sali delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.

Aqu encuentro algo que llamo mi atencin, el paralitico del libro de Juan era un hombre enfermo y Jess mismo le pregunta si quiere ser sano, pero en el libro de Marcos no habla de enfermedad alguna, Jess le habla simplemente del perdn de pecados.

Cmo nos ubicamos nosotros, que ser lo que nos est pasando si es que est pasando algo?, ser que nos estamos auto sugestionando o que algn error de nuestra vida nos tenga paralizados?

Sea lo que sea, Cristo esta siempre presto para perdonarnos y ayudar a salir adelante,
Que en su infinito amor y misericordia Dios siempre estar al pendiente de nosotros con su odo inclinado esperando a que nos acerquemos.

Si usted tiene la oportunidad de ver desanimo, tristeza o frustracin en alguien, anmelo dgale que todava hay esperanza, que tenemos un Dios vivo que puede solucionar las cosas, que puede ayudarle a cargar las cargas por usted, que todava puede volver a rer o soar y que si usted tiene que subir un techo para ayudarle a sanar, hgalo; y que si tiene que ayudarle a entrar al estanque de Betesda aydele a entrar.

Usted mismo levntese y camine, que todava tiene mucho que hacer en el nombre de Jess.


Amen


Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

05/20/2012




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio