ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


< Volver <



Promesas, promesas, promesas


Hoy vamos a hablar un poco de lo que son las promesas, no solamente las que muchas veces nosotros pronunciamos con verdad, algunas que hacemos a la ligera y que no visualizamos primero la importancia de las palabras que pronunciamos, que en ocasiones lo hacemos sabiendo que nunca lo cumpliremos y en otras por que se sale de nuestro alcance tener que cumplirlas, pero de las ms importantes las que Dios nos hace y ha hecho desde el principio de los tiempos.

Cuntas veces hemos soltado promesas con a buena intencin de cumplirlas, pero si algo se nos atraviesa en el camino hay ocasiones que tendemos a darle ms importancia a lo que recin apareci que a la palabra que dimos en empeo UNA PROMESA.

Ya que no solamente usted quedara mal, como alguien sin palabra, sino que estamos afectando a quien le hemos hecho tal o cual promesa de hacer algo.

La mayora de los padres tendemos prometerle a los hijos algn regalo, alguna compensacin, es mas nuestro tiempo, PEROOOOOOOOOO minimizando algunas ocasiones el que no hay problema es un nio despus lo compenso Les fallamos!!!

Y despus nos sentimos agredidos y hasta ofendidos cuando ya no nos creen, cundo nuestras palabras ya no tienen valor y optamos por poses como NO ME CREES!!!!, OIGA si usted ha fallado una., dos, tres veces y mas, quien le creer ms adelante.

Gracias a Dios que el no nos falla y que cada vez que l ha pronunciado algo para su pueblo lo cumple, sea que sea de bendicin agradable y buena o bien sea de bendicin con reprensin y a veces hasta con castigo pero que a fin de cuantas es con el propsito de hacernos regresar al redil.

Hoy en da usted y yo estamos aqu sentados gracias las promesas de Dios, y que se cumplieron a la culminacin de nuestro Seor Jesucristo en la cruz del calvario.

Y que una de las mas maravillosas de las promesas dadas por Dios para todos nosotros y por lo cual deberamos de estar eternamente agradecido, viviendo una vida en Santidad y agradable a Dios, se da en Juan 3 :16-17 y que por s ya se le olvido vamos a leerla juntos.

Porque de tal manera am Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unignito, para que todo aquel que en l cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envi Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por l.

Dos veces seguidas lemos la promesa de salvacin para la humanidad y nos pone una condicin para nada gravosa cul fue la condicin? CREER en Jesucristo como Seor y salvador.

Una promesa en la que Dios pone condicin y la reafirmamos con lo que podemos leer en Romanos 10:9-10 que si confesares con tu boca que Jess es el Seor, y creyeres en tu corazn que Dios le levant de los muertos, sers salvo. Porque con el corazn se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvacin.

O sea que necesitamos CREER y CONFESAR para salvacin eterna con Cristo y aqu nos damos cuenta que la salvacin esta ciertamente condicionada pero que condicin tan maravillosa. Y que adems nos da como premio vida eterna en los cielos y coherederos con Cristo.

Ahora bien si usted ha credo y ha declarado que Jess es el Seor ya sabe a dnde ir al finalizar su camino por esta tierra.

Yo creo que hay ocasiones que nos es difcil tener que cumplir con algunas promesas, pero maravilloso es Dios que no es hijo de hombre para arrepentirse.

Me pongo a pensar en la promesa que le hace a Abram de hacerlo una gran nacin, no le pone condicin alguna, solamente le est pidiendo que haga algo, y le avisa que habr bendicin por generaciones, leamos; Gnesis 12:1-3 Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostrar. Y har de ti una nacin grande, y te bendecir, y engrandecer tu nombre, y sers bendicin. Bendecir a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldecir; y sern benditas en ti todas las familias de la tierra.

Y que me dice de No, Gnesis 6:14 Hazte un arca de madera de gofer; hars aposentos en el arca, y la calafatears con brea por dentro y por fuera.

Dios le acaba de avisar lo que suceder con la tierra y con todo lo que en ella habita, y aqu si le da no solamente para la construccin del arca, sino la labor de acomodar los animales que Dios hizo llegar, da instrucciones precisas de lo que tiene que hacer.

Estaba en el albedro de No creer o no, sin embargo crey y Dios cumpli su promesa, no muri l ni su familia y al final de esta gran aventura de pocos ms o menos 101 aos, Dios hace entonces un Pacto.

Tenemos un sinfn de promesas en la Biblia que nos sirven de ejemplo.
Y le pregunto qu clase de promesas hace usted?

Ligeritas y sin mucho compromiso, sin mucho que perder en caso de que no se cumpla, o bien le gusta comprometerse, apostar fuerte como quien dice, pero que sabe que cumplir.

Desafortunadamente nos hemos acostumbrado, a movernos cuando tenemos algn inters de por medio, cuando se nos ha prometido algo, porque nuestros padres as nos lo hicieron y al parecer a veces as lo hacemos ahora nosotros papas a nuestros hijos si sacas buenas calificaciones obtendrs esto! , Si te portas bien en la casa de fulanita te voy a dar aquello, le pongo estos ejemplos por mencionar algunos, tendemos a hacer este tipo de cosas o promesas porque queremos, nos gusta tener el control y eso prcticamente nos lo garantiza.

Yo creo que no nos metemos en las promesas humanas, ms bien lo importa te es entender la promesas de Dios y lo que ello nos revela.

- Su Fidelidad: 1 Corintios 1:9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunin con su Hijo Jesucristo nuestro Seor. 1 Corintios 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentacin que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejar ser tentados ms de lo que podis resistir, sino que dar tambin juntamente con la tentacin la salida, para que podis soportar.

- No cambia: Malaquas 3:6 Porque yo Jehov no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habis sido consumidos.

- Y uno ms que complementa los anteriores nos habla de su AMOR: segn leemos en 1 Juan 4:8-10 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostr el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envi a su Hijo unignito al mundo, para que vivamos por l. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que l nos am a nosotros, y envi a su Hijo en propiciacin por nuestros pecados.

Dios es la misma esencia del amor, el amor mismo que lo demostr cmo nos dice una vez ms y muy claro envi a su Hijo unignito al mundo, para que vivamos por l. Y ms adelante nos dice en qu consiste.

Si por alguna razn usted se ha atrevido a pensar que Dios no le ama, solo recuerde la muerte de Jess en esa cruz, ya vino a dar su vida por usted y por m. No hay demostracin ms grande en la historia de la humanidad que la que Dios nos dio a travs de su hijo Primognito Cristo Jess.

Dios nos conoce de tal manera, que sabe el ms recndito de sus pensamientos, de sus secretitos y le doy un consejo, si esos secretitos estn fuera de la voluntad de Dios, mejor es que se deshaga de ellos lo antes posible.

Leamos y casi terminamos Hebreos 4:13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas estn desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Vamos ahora a Salmos 139:1 Oh Jehov, t me has examinado y conocido. T has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. Pues an no est la palabra en mi lengua, Y he aqu, oh Jehov, t ya sabes toda.

Dios todo lo sabe, dice la escritura que no hay nada lo suficientemente oculto que no salga a la luz (Lucas 8:17).

Y tambin lo encontramos en todas parte, leamos mas adelante en
Salmos 139:8-10 Si subiere a los cielos, all ests t; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aqu, all t ests. S tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar. Aun all me guiar tu mano y me asir tu diestra.

Y nos promete ms adelante Hebreos 4:16 Acerqumonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Aqu est la promesa una vez ms, MISERICORDIA Y GRACIA.

Entonces encontramos en Dios que es Fiel, Verdadero, Amoroso, Omnisciente, Omnipresente y Omnipotente.

Qu tenemos que dar a cambio? Obediencia y Fe como lo vimos en los dos nicos ejemplos que hemos visto en este mensaje pero que hay muchsimos ms en la escritura.

NO creo que con todo esto tengamos la menor duda de quin es nuestro Dios y que es para nosotros.

As que cuando Prometa, siga el ejemplo de su padre celestial que ha cumplido hasta el da de hoy todas y cada una de sus promesas y que tenemos la certeza de que cumplir las que faltan.


AMEN


Rosamara Segura
PASTOR



Usted nos ha ledo hoy y le invito que si no ha declaro que Jess es su Seor y Salvador lo declare este mismo momento, lemos hace un rato en Romanos 10:9.10 que si confesares con tu boca que Jess es el Seor, y creyeres en tu corazn que Dios le levant de los muertos, sers salvo. Porque con el corazn se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvacin.

Oremos juntos:
<< Seor y Dios te doy gracias este momento por darme la oportunidad de conocerte hoy te acepto como mi Seor y nico Salvador, que perdones mis pecados, me renueves y me ayudes a conocerte cada vez ms, te pido que me recibas como tu hija/hijo, en Cristo Jess te doy las gracias, AMEN. >>

Fecha del servicio:

03/03/2013




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio